Posteado por: educnet | 4 junio, 2010

Mirando la vida con otros ojos (Alex Rovira)

Mirando la vida con otros ojos

Se puede aprender a mirar la vida con otros ojos

Hace algún tiempo tuve la suerte de conocer y saludar a Alex Rovira en la conferencia que dio en el “Forum de la Excelencia” en Barcelona, para entonces ya había leído uno de sus libros: “La brújula interior”, verdadero decálogo de actitudes y propuestas para las “nuevas tendencias” de las que se ocupa esta sección, y que a buen seguro están latentes (si no despiertas) en muchos de los lectores de esta bitácora.

Para los que aún no habéis leído ese libro os dejaré en este artículo alguno de los párrafos  que más me llamaron la atención:

“Basta ya de ocultarnos, de no hacer las paces con nosotros mismos, de no salir al encuentro de nuestra propia verdad, de vivir un masoquismo fruto de una falsa seguridad, de no reencontrarnos en aquella posición en la que todo cobra sentido y en la que el día empieza como si fuera una fiesta”.

“A veces a los intrépidos, a los que arriesgan, a los que rompen una pauta, a los que van a la contra, a los que hacen las cosas de una manera diferente, a los que se permiten mirar de una manera distinta, a los que se escuchan de verdad, a los que viven su vida (y, por cierto, dejan que los demás vivan la suya), a los bohemios, a los rebeldes, a los que van contra el sistema, a los que hacen lo que les apetece y disfrutan con ello sin hacer daño a los demás… a todos ellos se les insulta diciéndoles que son unos «inconscientes», cuando probablemente son los más conscientes, los que están más en contacto con su verdadero Yo y se dan el permiso de expresarlo”.

Sin embargo la frase que me llevó a leerle fue la que le escuche en un programa de televisión: “Sólo los valientes pueden ser tiernos”. Y ciertamente así lo veo yo, sólo los valientes pueden ser tiernos porque la ternura, el inegoísmo, la fraternidad, la empatía, la bondad… es la conquista más difícil que se puede emprender, requiere una lucha interior inteligente y continuada en el tiempo para liberarse de todo aquello que nos hace demasiado interesados y tiñe de sombras nuestros pensamientos y actos, para liberarse de todo aquello que no es nuestra esencia. Pareciera como si, desde esa esencia, pudiéramos ver a las personas desde otro punto de vista valorándolas no tanto por lo que son sino por lo que pueden llegar a ser, y eso nos llena de paciencia, de tolerancia y por supuesto de mucha, mucha ternura.

Gracias Alex por compartir tus hallazgos, esa brújula interior que todos necesitamos hallar en nosotros mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: